Amigos reclutadores y gerentes de contratación, ¡los amamos! La contratación es difícil y sabemos porque. También reconocemos que son los mejores en lo que hacen y en la forma que entrevistan a los candidatos. Sin embargo, regresando al tema sobre lo que se debe decir y callar durante el proceso de contratación, hay situaciones que no siempre valen la pena ¿de acuerdo? Somos humanos y este tipo de cosas suceden.

Exactamente, por esas “situaciones” podemos provocar que los candidatos pierdan interés en la empresa, y no queremos que eso suceda. Necesitamos que todos los candidatos deseen ingresar en la organización, quedarnos con los mejores para mejorar el negocio, queremos saber que tu empresa va en camino rumbo al éxito. A continuación nuestro Top 10 de las cosas que nunca le deberás decir a los candidatos en una entrevista. Por cierto, cambiemos los papeles, por ahora tú eres el candidato, ¿qué sentirías en cada situación?:

1: “Siento llegar tarde”

Los candidatos saben que estás ocupado ¿todos lo estamos, no? Cuando llegas tarde a una entrevista lo que estás diciendo es que tu tiempo es más importante que el del candidato. Ese no es el mensaje que uno desea entregar; ya que sienta las bases de lo que está por venir al trabajar contigo. ¡No lo hagas!

2: “Disculpa el desorden”

Tal vez tu oficina está en construcción, o no tuviste la oportunidad de ordenarla. ¿Invitarías a un amigo a tu casa sin la limpieza del cuarto de baño? Lo mismo se aplica aquí, nuestros ambientes son pequeñas reflexiones de lo que somos. Pon atención de ahora en adelante en el orden de tu oficina o espacio de entrevistas.

3: “¿Dónde vives?”

Todos tenemos la curiosidad de saber en qué lugar vive el candidato, y quizá sea una buena razón, pero este es un tema que está fuera de los límites. No te gustaría recordarles que viven muy lejos y que quizá la mejor opción sea buscar otro trabajo para evitar una mala experiencia durante el trayecto. En lo absoluto.

4: “Háblame de ti”

¿En serio? ¡Por favor, podemos ser mucho más creativos! La frase “háblame de ti” puede ser una pregunta tan vaga y abierta para muchos que será muy difícil de responder. Sé específico en lo que deseas saber de las personas, no hagas perder el tiempo ni el aliento de nadie.

5: “¿Dónde has trabajado?”

Si aún no tienes la respuesta a esta pregunta, no estás haciendo la tarea. ¿No tienes curiosidad acerca de esa persona que se sentará frente a ti para hacer un poco de tu trabajo y revisar su curriculum? Sé más específico en las preguntas que harás a los candidatos, muestra la preparación y consideración que tienes hacia ellos.

6: “Este puesto tiene una tasa muy alta de rotación de personal”

¿Realmente necesitamos hablar del por qué muchas personas no desean ese trabajo y dar información que no desearías compartir? ¡Olvídalo! Fin de la historia.

7: “Oh, usted puede pasar por alto la descripción del puesto”

Amigos, no utilizamos el proceso de entrevistas para determinar lo que se necesita en un candidato. No es justo para los candidatos, debes saber que estás buscando y ser claro con ellos al respecto. De esta manera, todo el mundo está en la misma página y nadie se confunde (o se irrita).

8: “La última persona que estuvo en dicho puesto fue terrible”

Muy bien. Todos sabemos los motivos para no decir esto, ¿no? No importa lo mal que fue la última persona que ocupó ese cargo, una actitud negativa no te llevará a ninguna parte. ¿Te gustaría trabajar para alguien que hablará mal de la persona que anteriormente ocupaba tu lugar? Yo sé que no lo harías.

9: “Tengo que tomar esta llamada telefónica, un segundo”

Una vez más, el último mensaje que deseas enviarle a los candidatos es que es más importante tu tiempo que el de ellos. ¿Quieres que el postulante se sienta especial y confortable? Muéstrales que tienes toda la atención para ellos y con eso obtendrás lo mejor que ellos puedan dar y sacarás el máximo provecho de la entrevista.

10: “No sé, nadie ha solicitado este trabajo antes”

Hay muchos nuevos empleos allá fuera. No porque sea un trabajo nuevo te da la excusa para decir: “No sé”. En cambio, decir: “No estoy seguro, déjame ver que puedo averiguar y entro en contacto contigo. Al desconocer el empleo, se refleja una falta de esfuerzo y la mayoría de los candidatos no quieren entrar a un empleo desconocido si es posible.

Bueno, hemos terminado, eres reclutador nuevamente, ¿qué te parecieron las acciones que cometen algunos reclutadores? Cuéntanos cuáles cosas están en tu lista Top 10 de las cosas que nunca les deberás decir a los candidatos. Estamos para escucharte.